La información y la comunicación de utilidad, en estos momentos, es uno de los mayores retos en materia de accesibilidad, utilizando y aplicando conceptos de fácil usabilidad de los servicios y objetos.

La nueva tecnología aporta toda la información necesaria para construir la movilidad accesible, a través de sus aplicaciones para dispositivos móviles, dando información, orientación, etc.

Comunicación intuitiva, más eficiente y fluida para todos (nacionales, extranjeros etc.)

Reducción en los tiempos de desplazamiento y acceso a la información.

Promueve los derechos humanos y el derecho a la información.

Acceso a la productividad, crecimiento y empleo.

Suma condiciones de seguridad al desplazamiento, minimizando accidentes derivados de la falla en la interacción entre el usuario y el entorno.

Mejora la calidad de vida de todos los ciudadanos.

Posiciona las ciudades como foco en turismo accesible.

Cumplimiento de las  metas de los ODS (objetivos de desarrollo sostenible).

Corresponde  a lo estipulado por la en la convención sobre los Derechos para las personas con discapacidad de la ONU  (Organización de naciones unidas). 

Creación de nuevos mercados (gracias a los nuevos servicios, aplicaciones y contenidos)